La naturaleza es parte del crecimiento

La educación es la parte fundamental del ser humano, sin embargo para muchos   se ha convertido en lo más aburrido y rutinario desde que el niño sale al colegio hasta que regresa a casa.

No voy a generalizar pero hay muchos sitios dónde  se imparte una educación tan tediosa donde el infante termina distrayéndose  con cualquier cosa que mira. Se olvida por completo aprovechar todos los recursos que nos ofrece la naturaleza para impartir una mejor educación.

 

Es tan importante que el niño construya su propio aprendizaje a través de sus experiencias, tener contacto directo con la naturaleza hará que su crecimiento sea más favorable despertando así las ganas de aprender, de explorar, de experimentar, facilitando su desarrollo.

 

La educación actual aleja a los niños del medio natural y los lleva a un mundo donde estar sentados y “copiar la tarea” sea el día a día de su aprendizaje, perdiendo los años más importantes de su vida en una silla.

 

 

Que bueno sería dejar de lado la rutina y hacer un nuevo ambiente de clases tomando en cuenta el entorno, muchas veces se ve  detenida la experimentación, observación, investigación y manipulación de las cosas naturales, por quedarse atrapados en copias y planas. Son muchos los niños que se pierden de descubrir por sus propios medios la enseñanza que nos ofrece la naturaleza. El aprendizaje va  mas allá.

Anímate a realizar actividades con tus niños  disfrutando de las bendiciones que nos da la  naturaleza, te ofrezco algunas ideas que puedes hacer para pasar un rato agradable con ellos. Recuerda que la responsabilidad de educar no es solo del maestro. La enseñanza empieza en casa.

  • Seleccionar  piedras de diferentes colores, tamaño y textura.
  • Buscar insectos en el patio  para mirarlos a través de una lupa y observarlos de cerca.
  • Recolectar hojas para  clasificarlas por tamaños, textura o colores.
  • Sembrar plantas medicinales y frutales.
  • Que el niño cree un dibujo, una canción o una historia de lo que observó.

Podemos tener un mejor país si aprendemos a cuidar el medio ambiente desde pequeños, y para esto necesitamos entender el daño que le hacemos a la naturaleza al ensuciar y quemar. Por lo que este tipo de  actividades ayuda a fomentar el amor, respeto y conservación de la naturaleza.

Bueno mis amigos esto es todo por hoy, espero les haya gustado.

¡Hasta un próximo post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *